El Palacio de Buckingham es una visita obligada para cualquiera que visite Londres en verano, cuando las habitaciones de estado se abren al público. Puede que seas un gran fan de la familia real o que simplemente quieras ver uno de los mayores símbolos de Gran Bretaña. No importa. Seguro encuentras algo que te fascine en sus suntuosos e históricos interiores. Y si tu viaje es en invierno, siempre te puedes acercar a verlo por fuera.

El palacio tiene una historia larga y colorida. No sería británico sin ella. Así que, sin más preámbulos, he aquí algunos datos fascinantes sobre el Palacio de Buckingham que quizá no conozcas.

Buckingham Palace

 

La reina Victoria fue la primera soberana británica que vivió en el Palacio de Buckingham

El Palacio de Buckingham fue construido por órdenes del rey Jorge IV a finales del siglo XVIII, aunque su historia se remonta mucho más atrás. De hecho, se remonta a la Edad Media, cuando el lugar formaba parte del señorío de Ebury. Nosotros tampoco habíamos oído hablar de dicho señorío.

El sitio fue utilizado para diferentes edificios por diferentes personas, incluyendo a Enrique VIII en el siglo XVI. Sin embargo, una vez finalizadas las obras proyectadas por el rey Jorge IV, éste nunca tuvo la oportunidad de llamarlo hogar.

Su primera residente oficial fue la reina Victoria, que se instaló en él unos años después, en 1837. Fue entonces cuando el palacio se convirtió en la residencia real oficial. Desde entonces, muchos monarcas han ido y venido. Fue la residencia principal de la fallecida reina Isabel II, y actualmente está en renovación, así que de momento Carlos III no lo habitará.

 

london-exhibition-buckingham-palace.jpg

 

Los Salones de Estado están abiertos al público en verano

Como el Palacio de Buckingham era una residencia real en funcionamiento, abrir sus puertas al público no siempre era práctico. Las galerías y habitaciones de estado se abrían al público en agosto y septiembre, cuando la reina se iba a Escocia de vacaciones, y así seguirá siendo.

El palacio está repleto de obras maestras de arte, algunas de las cuales seguro que reconocerás

La Colección Real de obras de arte abarca esculturas, pinturas, tapices y muchos otros objetos de gran valor. Pero lo que verás en el palacio es sólo una pequeña muestra del gigantesco tesoro. No obstante, también podrás encontrar algún Rembrandt o Rubens expuestos a la vista de todos.

Una de las pinturas más destacadas es el enorme cuadro de la coronación de la reina Victoria, que hay que ver para creer. Es realmente grande.

El palacio se salió del presupuesto, pero por mucho

El estimado arquitecto John Nash transformó la Buckingham House original en el fastuoso palacio que es hoy en día. Sin embargo, se salió del presupuesto accidentalmente. Si te fijas en los “detalles” dorados, te harás una idea de por qué.

Finalmente lo despidieron de mala manera. Pero sin su error, no tendríamos el palacio que todos conocemos y amamos hoy. Así que en realidad Nash debería ser perdonado.

 

buckingham-palace-4.jpg

 

Hay más de 700 habitaciones en el palacio

El Palacio de Buckingham ha acogido a miles de visitantes a lo largo de los años. Y con la friolera de 775 habitaciones, lo tienen muy fácil. Este número incluye 52 habitaciones reales y de invitados, 188 habitaciones del personal, 19 camarotes y 78 baños.

En total, se puede decir que hay espacio más que suficiente para la Familia Real y todos sus amigos. Imagínate las fiestas de pijama que se podrían hacer…

Un gran fan de la familia real logró colarse tres veces

Uno de los muchos datos del Palacio de Buckingham que quizá no conozcas es la historia protagonizada por Edward Jones. ¿Quién es Edward Jones, te preguntas? Pues bien, el pequeño Jones, o como le conocen aquí, “the boy Jones”, era un muchacho muy apasionado de la familia real. Tanto, que consiguió colarse en la residencia tres veces. Bueno, al menos fue atrapado tres veces.

Dicen que consiguió robar la ropa interior de la reina Victoria (¡Edwaaaard!), así como comida de las cocinas. Incluso se jactó ante la prensa de haberse sentado en el trono. No fue la jugada más inteligente, señorito Jones. Finalmente lo mandaron a Australia donde, podemos imaginar, intentó entrar en las casas de la gente y sentarse en sus sillas. No podemos confirmar ni negar si lo hizo. De película…

Cientos de personas viven en el palacio

La reina Isabel no vivía sola en su gran palacio. El príncipe Felipe y el príncipe Eduardo, su esposa y sus hijos también residían allí. Además, la casa real cuenta con más de 800 empleados que viven en el palacio. 

 

buck-2-e1576677806160.jpg

 

 

Algunas cosas inesperadas 

Ninguna lista de datos sobre el Palacio de Buckingham estaría completa si no se observan algunos de sus elementos más sorprendentes. Además de la sala del trono y los extensos terrenos, dentro de sus muros ocurren muchas cosas.

Hay un cine, una piscina, una oficina de correos, una comisaría, una clínica e incluso un cajero automático. El Palacio de Buckingham es básicamente un pueblecito con todos los servicios.

Durante la Segunda Guerra Mundial, la realeza se negó a abandonar el palacio

Los miembros de la casa real británica siempre han sido duros de pelar. Como sabrás, Londres sufrió bombardeos intensos durante la Segunda Guerra Mundial. Y el Palacio de Buckingham, como símbolo cultural y de poder, se convirtió en un objetivo muy pronto en la contienda.

Se les aconsejó (insistentemente) que se marcharan por su propia seguridad, pero el rey Jorge VI y la reina consorte Isabel “kept calm and carried on”, negándose a marcharse, a pesar de que el palacio fue atacado nueve veces en el transcurso de la guerra.

Hay una manera de saber si el monarca está en casa

Lo más seguro es que ningún miembro de la casa real te invite a merendar té con pastelitos y sandwiches de pepino en Buckingham, pero si estás de paso por allá y te preguntas con verdadera curiosidad si el monarca está en casa, te decimos cómo averiguarlo. Hay un código supersecreto que lo revela. ¿Quieres saber cuál es?

Es muy secreto. Tiene que ver con una bandera. Si la Union Jack ondea sobre el palacio, no tienes suerte: no está en casa. Sin embargo, si está la bandera de la casa real, entonces sí. Aha, es una pieza magistral de la discreción. Pero no se lo digas a todo el mundo porque tenemos que mantener el misterio.

 

Y esta es nuestra selección de datos y curiosidades del Palacio de Buckingham que tal vez no conocías (a no ser que seas un auténtico fanático). ¿Tienes más chismes de Buckingham?  ¡Cuéntanos! Queremos saberlo todo.

Si la fiebre por la realeza británica te sigue devorando, puedes visitar el castillo de Winsdor, y también el palacio de Hampton Court, la residencia favorita del tirano Tudor favorito de todos, el rey Enrique VIII.

El London Pass te da acceso a todas estas fabulosas casas reales para que imagines la vida que transcurre entre sus muros. No más cuidado que no te corten la cabeza…

 

Limited time offer

Sign up and save an extra 5% today.