Atracciones históricas en Londres

Maria Ermitas Barrasa Rodriguez

¿Te gusta la historia? ¡Entonces, tanto Londres como esta guía te van a encantar! Te lo contamos todo sobre las principales atracciones históricas de Londres para que descubras el rico pasado de la capital inglesa durante tu viaje.

Nuestra guía incluye:

  • ¿Cuál es la calle más histórica de Londres?
  • ¿Por qué es famoso Londres?
  • ¿Por qué es Londres una de las ciudades más populares del mundo?
  • Atracciones y monumentos históricos en Londres
Trafalgar Square, Londres. Los lugares más históricos de Londres.

¿Cuál es la calle más histórica de Londres?

Es difícil dar con una calle exacta, después de todo, Londres es una ciudad milenaria que ha ido cambiando y transformándose a lo largo de los siglos. Pero una de las calles más antiguas de la ciudad, sin lugar a dudas, es Roman Road (calle romana, en español) que, como su nombre indica, se remonta a la ocupación romana de Gran Bretaña hace ya más de 2000 años.

Aldgate, que toma su nombre de la antigua puerta oriental de la muralla de Londres, también se remonta a la época de Londinum, que era como se llamaba Londres en tiempos del Imperio romano.

¿Por qué es famoso Londres?

Además de por sus atracciones históricas, Londres también es famoso por su diversidad cultural, su emblemático transporte público (incluido el metro más antiguo del planeta), sus equipos de fútbol, como el Arsenal y el Chelsea, y su centro financiero, conocido como "La City". Todo esto sin mencionar su variada e inmejorable oferta cultural, sus restaurantes, su vida nocturna y sus tiendas.

Calle comercial de Londres. Guía de los monumentos históricos de Londres.

¿Por qué es Londres una de las ciudades más populares del mundo?

Cerca de 11 millones de personas viven en Londres y sus alrededores... tanta gente no puede estar equivocada, ¿no? Además de todo lo mencionado anteriormente, Londres es uno de los centros europeos del arte y la moda, por lo que la oferta cultural y de entretenimiento es de las mejores del mundo. Las más de 30 millones de visitas que recibe la capital inglesa cada año son, sin duda, un buen abal de lo mucho que tiene que ofrecer esta fascinante metrópolis.

Atracciones históricas de Londres: Buckingham Palace

Palacio de Buckingham, Londres. Monumentos históricos de Londres.

El Palacio de Buckingham, la residencia real más famosa de Londres, ha sido el hogar de la familia real británica desde 1837. Hasta hace poco era la reina Isabel II la que vivía en el palacio, hoy es su hijo, el rey Carlos III, quien reside en él.

De julio a octubre, los Salones de Estado del Palacio de Buckingham abren sus puertas al público, lo que permite una visión poco frecuente de los opulentos interiores. Al entrar, sentirás al instante el ambiente regio del lugar, con su terciopelo rojo, su pan de oro, sus obras de arte y sus muebles antiguos por doquier.

Además del palacio, podrás visitar también la Queen's Gallery, asistir al popular cambio de guardia o incluso resolver un misterio en los alrededores de palacio. Como ves, una visita al Palacio de Buckingham debería ser una de las primeras paradas en tu itinerario londinense si te interesan la historia y el arte.

Atracciones históricas de Londres: Westminster Abbey

Abadía de Westminster, Londres. Los principales monumentos históricos de Londres.

Durante más de un milenio, los sagrados muros de la Abadía de Westminster han sido testigos de coronaciones, matrimonios y enterramientos de monarcas de Inglaterra. En los últimos años, la abadía ha acogido la boda del príncipe Guillermo con Kate Middleton, así como la coronación del rey Carlos III.

La grandiosidad gótica de la abadía ya impresiona desde el exterior y la fastuosidad de la decoración en el interior no se queda atrás. Además, en este importante monumento se encuentran enterradas grandes figuras de la historia y de la cultura británicas, como Isabel I, Ana Bolena y Charles Dickens.

Dado que la monarquía inglesa constituye una parte tan importante de la historia de Londres, la Abadía de Westminster es, sin duda, una de las mejores atracciones históricas de Londres.

Atracciones históricas de Londres: Houses of Parliament

Palacio de Westminster. Los mejores monumentos de Londres.

La sede actual del Parlamento Británico es una adición relativamente reciente al skyline londinense, ya que solo cuenta con un par de siglos de antigüedad y fue en origen una residencia real.

Como es normal en todo lugar destinado a la realeza, la opulencia está presente en todo el edificio. El esplendor decorativo y la imponente escala arquitectónica del edificio son sencillamente impresionantes.

Accede al interior para descubrir cómo el antiguo Palacio de Westminster, construido en el siglo XI, acabó destruido por un incendio y fue sustituido por la magnífica estructura actual. Si te interesa la historia, la política o ambas, una visita a la sede del Parlamento Británico debería ser una de tus prioridades en Londres.

Atracciones históricas de Londres: Tower of London

Torre de Londres. Las mejores atracciones históricas de Londres.

Uno de los monumentos más antiguos de la ciudad es, sin duda, la Torre de Londres, construida en el siglo XI. Esta emblemática torre ha sido muchas cosas a lo largo de sus casi 1000 años de historia, desde fortaleza a prisión, pasando por su actual función de hogar de cuervos, depósito de joyas de la corona y una de las mejores atracciones históricas de Londres.

Pasa un rato con los emblemáticos Beefeaters, los guardianes de la torre, haz una visita a los legendarios cuervos negros, supuestamente cruciales para el destino de la corona, y explora la historia no solo de la torre, sino también de la ciudad.

Y, por supuesto, no te vayas sin contemplar de cerca las joyas de la Corona (están fuertemente protegidas, así que no te hagas ilusiones).

Atracciones históricas de Londres: Saint Paul's Cathedral

Catedral de Saint Paul, Londres. Las mejores atracciones históricas en Londres.

La Catedral de San Pablo de Londres, erigida en 1711 en lo alto de Ludgate Hill, adorna el skyline londinense con una elegancia inconfundible.

Tanto su emblemática cúpula como la magnificencia de su interior hacen de este edificio un festín para los sentidos. Las paredes y techos de la catedral están adornados con pinturas y mosaicos, testimonio de la brillantez artística de la época.

Para profundizar en la historia británica, embárcate en una visita guiada que desvelará los secretos mejor guardados de la catedral. Concluye tu visita con la ascensión a lo alto de la cúpula para disfrutar de unas estupendas vistas panorámicas de Londres.

Atracciones históricas de Londres: Kensington Palace

Palacio de Kensington, Londres. Monumentos históricos en Londres.

El Palacio de Kensington ha sido el hogar de varias generaciones de la familia real británica a lo largo de la historia. Esta morada real ha sido testigo de la vida y el legado de personajes tan relevantes en la historia británica como la indomable Reina Victoria o la querida Lady Diana, Princesa de Gales.

Visita los Apartamentos de Estado; recorre las mismas estancias que innumerables reyes y reinas han habitado a lo largo de los siglos, y empápate de todo. El Palacio de Kensington no es solo una atracción turística, es una inmersión en el alma de la realeza británica.

Atracciones históricas de Londres: Museos Reales de Greenwich

Museos Reales de Greenwich. Las principales atracciones históricas en Londres.

Y, por último, un pedazo de la historia científica británica: los Museos Reales de Greenwich. Cuna del meridiano de Greenwich y de los husos horarios que se extienden por todo el globo, Greenwich es un lugar impregnado de un tipo de historia diferente al del resto de las entradas de esta lista.

Visita el Real Observatorio, pisa la línea del meridiano, pasea por Greenwich Park y acércate al Museo Marítimo Nacional para ver algunos barcos. Ah, y no te pierdas el Cutty Sark.

Ahorra en Londres con The London Pass®

Y hasta aquí nuestra guía de las mejores atracciones históricas de Londres. Si quieres ver también algunas de las maravillas más modernas de Londres, echa un vistazo al paquete de créditos de The London Pass®. Una forma estupenda de disfrutar de lo mejor de Londres mientras ahorras.

Seguir leyendo

Blog

Curiosidades del Palacio de Buckingham

El Palacio de Buckingham es una visita obligada para cualquiera que visite Londres en verano, cuando las habitaciones de estado se abren al público. Puede que seas un gran fan de la familia real o que simplemente quieras ver uno de los mayores símbolos de Gran Bretaña. No importa. Seguro encuentras algo que te fascine en sus suntuosos e históricos interiores. Y si tu viaje es en invierno, siempre te puedes acercar a verlo por fuera. El palacio tiene una historia larga y colorida. No sería británico sin ella. Así que, sin más preámbulos, he aquí algunos datos fascinantes sobre el Palacio de Buckingham que quizá no conozcas. La reina Victoria fue la primera soberana británica que vivió en el Palacio de Buckingham El Palacio de Buckingham fue construido por órdenes del rey Jorge IV a finales del siglo XVIII, aunque su historia se remonta mucho más atrás. De hecho, se remonta a la Edad Media, cuando el lugar formaba parte del señorío de Ebury. Nosotros tampoco habíamos oído hablar de dicho señorío. El sitio fue utilizado para diferentes edificios por diferentes personas, incluyendo a Enrique VIII en el siglo XVI. Sin embargo, una vez finalizadas las obras proyectadas por el rey Jorge IV, éste nunca tuvo la oportunidad de llamarlo hogar. Su primera residente oficial fue la reina Victoria, que se instaló en él unos años después, en 1837. Fue entonces cuando el palacio se convirtió en la residencia real oficial. Desde entonces, muchos monarcas han ido y venido. Fue la residencia principal de la fallecida reina Isabel II, y actualmente está en renovación, así que de momento Carlos III no lo habitará. Los Salones de Estado están abiertos al público en verano Como el Palacio de Buckingham era una residencia real en funcionamiento, abrir sus puertas al público no siempre era práctico. Las galerías y habitaciones de estado se abrían al público en agosto y septiembre, cuando la reina se iba a Escocia de vacaciones, y así seguirá siendo. El palacio está repleto de obras maestras de arte, algunas de las cuales seguro que reconocerás La Colección Real de obras de arte abarca esculturas, pinturas, tapices y muchos otros objetos de gran valor. Pero lo que verás en el palacio es sólo una pequeña muestra del gigantesco tesoro. No obstante, también podrás encontrar algún Rembrandt o Rubens expuestos a la vista de todos. Una de las pinturas más destacadas es el enorme cuadro de la coronación de la reina Victoria, que hay que ver para creer. Es realmente grande. El palacio se salió del presupuesto, pero por mucho El estimado arquitecto John Nash transformó la Buckingham House original en el fastuoso palacio que es hoy en día. Sin embargo, se salió del presupuesto accidentalmente. Si te fijas en los “detalles” dorados, te harás una idea de por qué. Finalmente lo despidieron de mala manera. Pero sin su error, no tendríamos el palacio que todos conocemos y amamos hoy. Así que en realidad Nash debería ser perdonado. Hay más de 700 habitaciones en el palacio El Palacio de Buckingham ha acogido a miles de visitantes a lo largo de los años. Y con la friolera de 775 habitaciones, lo tienen muy fácil. Este número incluye 52 habitaciones reales y de invitados, 188 habitaciones del personal, 19 camarotes y 78 baños. En total, se puede decir que hay espacio más que suficiente para la Familia Real y todos sus amigos. Imagínate las fiestas de pijama que se podrían hacer... Un gran fan de la familia real logró colarse tres veces Uno de los muchos datos del Palacio de Buckingham que quizá no conozcas es la historia protagonizada por Edward Jones. ¿Quién es Edward Jones, te preguntas? Pues bien, el pequeño Jones, o como le conocen aquí, “the boy Jones”, era un muchacho muy apasionado de la familia real. Tanto, que consiguió colarse en la residencia tres veces. Bueno, al menos fue atrapado tres veces. Dicen que consiguió robar la ropa interior de la reina Victoria (¡Edwaaaard!), así como comida de las cocinas. Incluso se jactó ante la prensa de haberse sentado en el trono. No fue la jugada más inteligente, señorito Jones. Finalmente lo mandaron a Australia donde, podemos imaginar, intentó entrar en las casas de la gente y sentarse en sus sillas. No podemos confirmar ni negar si lo hizo. De película... ¿Quién vive en el Palacio de Buckingham en Londres? Cientos de personas viven en el palacio La reina Isabel no vivía sola en su gran palacio. El príncipe Felipe y el príncipe Eduardo, su esposa y sus hijos también residían allí. Además, la casa real cuenta con más de 800 empleados que viven en el palacio. Algunas cosas inesperadas Ninguna lista de datos sobre el Palacio de Buckingham estaría completa si no se observan algunos de sus elementos más sorprendentes. Además de la sala del trono y los extensos terrenos, dentro de sus muros ocurren muchas cosas. Hay un cine, una piscina, una oficina de correos, una comisaría, una clínica e incluso un cajero automático. El Palacio de Buckingham es básicamente un pueblecito con todos los servicios. Durante la Segunda Guerra Mundial, la realeza se negó a abandonar el palacio Los miembros de la casa real británica siempre han sido duros de pelar. Como sabrás, Londres sufrió bombardeos intensos durante la Segunda Guerra Mundial. Y el Palacio de Buckingham, como símbolo cultural y de poder, se convirtió en un objetivo muy pronto en la contienda. Se les aconsejó (insistentemente) que se marcharan por su propia seguridad, pero el rey Jorge VI y la reina consorte Isabel “kept calm and carried on”, negándose a marcharse, a pesar de que el palacio fue atacado nueve veces en el transcurso de la guerra. Hay una manera de saber si el monarca está en casa Lo más seguro es que ningún miembro de la casa real te invite a merendar té con pastelitos y sandwiches de pepino en Buckingham, pero si estás de paso por allá y te preguntas con verdadera curiosidad si el monarca está en casa, te decimos cómo averiguarlo. Hay un código supersecreto que lo revela. ¿Quieres saber cuál es? Es muy secreto. Tiene que ver con una bandera. Si la Union Jack ondea sobre el palacio, no tienes suerte: no está en casa. Sin embargo, si está la bandera de la casa real, entonces sí. Aha, es una pieza magistral de la discreción. Pero no se lo digas a todo el mundo porque tenemos que mantener el misterio. Y esta es nuestra selección de datos y curiosidades del Palacio de Buckingham que tal vez no conocías (a no ser que seas un auténtico fanático). ¿Tienes más chismes de Buckingham? ¡Cuéntanos! Queremos saberlo todo. Si la fiebre por la realeza británica te sigue devorando, puedes visitar el castillo de Winsdor, y también el palacio de Hampton Court, la residencia favorita del tirano Tudor favorito de todos, el rey Enrique VIII. ¿Qué significa Buckingham en español? "Buckingham" es una palabra inglesa y en español significa "Buckingham". No tiene traducción. Se refiere a varios lugares y edificios en el Reino Unido, pero en particular al Palacio de Buckingham en Londres, que es la residencia principal de la Reina Isabel II. ¿Cuánto se tarda en visitar el Palacio de Buckingham? El tiempo que se tarda en visitar el Palacio de Buckingham depende de varios factores, como el interés de la persona en la historia y la arquitectura del palacio, el tamaño del grupo y el tiempo disponible. En general, se recomienda planificar entre 2 y 3 horas para visitar el Palacio de Buckingham y ver todas las exhibiciones y puntos turísticos. Sin embargo, es posible que algunas personas puedan visitar el palacio en un tiempo más corto o prolongar su visita si desean ver más detalles y aprender más sobre la historia del lugar. ¿Cuánto cuesta una entrada al Palacio de Buckingham? El precio de la entrada al Palacio de Buckingham puede variar dependiendo de la temporada y la forma en que se adquiere el billete. Actualmente, los precios de las entradas para visitar el palacio en persona suelen oscilar entre 25 y 30 libras esterlinas por persona, pero es posible que haya ofertas especiales o descuentos disponibles en ciertas épocas del año. Es recomendable revisar el sitio web oficial del palacio o un sitio de viajes en línea para obtener información actualizada sobre los precios y las opciones de compra de entradas. El London Pass te da acceso a todas estas fabulosas casas reales para que imagines la vida que transcurre entre sus muros. No más cuidado que no te corten la cabeza...
Anna Rivero
Camden Town, Londres. Las mejores atracciones en el norte de Londres.
Blog

Qué ver en North London

North London es una de las zonas más de moda de la ciudad, con montones de lugares donde comer, beber y vivir experiencias interesantes. En el norte de Londres, encontrarás multitud de barrios interesantes. Camden, con su famosísimo mercado, atrae a miles de personas cada semana. Angel, con sus locales de moda y sus agradables canales. Y Highgate, con su hermoso cementerio y sus elegantes viviendas. Acompáñanos en este recorrido por las principales atracciones turísticas del norte de Londres y descubre todo lo que hay que ver y hacer en esta zona londinense. ¡Vamos allá! Zoo de Londres El Zoo de Londres es una de las atracciones más populares del norte de Londres. Si lo visitas, podrás contemplar más de 750 especies animales diferentes mientras descubres la colección zoológica más amplia del Reino Unido. Si te gustan los bichos y los insectos, te encantará la exposición "In with the Spiders", donde podrás codearte con diferentes tipos de arañas en un espacio abierto (sin vitrinas ni protecciones). Si lo de pasear entre arácnidos no es lo tuyo, siempre puedes acercarte a la playa de los pingüinos para ver de cerca a estas encantadoras criaturas, o admirar la elegancia de las jirafas en el hábitat africano. En el Reino de los Gorilas podrás aprender sobre la forma de vida de los gorilas occidentales de llanura nativos de la selva africana. Si viajas con la familia, asegúrate de que tus peques no se pierdan la zona de Animal Adventure, una divertida experiencia infantil envolvente con suricatas, llamas y cerdos hormigueros. Estadio del Arsenal Si te gusta el fútbol, no puedes perderte la zona norte de Londres, porque podrás visitar, no uno, sino dos estadios de fútbol. Empezamos por el Estadio del Arsenal, posiblemente el club de fútbol más laureado de Londres. Haz una visita guiada al estadio para acceder a montones de lugares que normalmente no están abiertos al público, como la entrada de los jugadores, el palco directivo, el vestuario, el túnel al terreno de juego, el banquillo y la sala de prensa. Si alguna vez te has preguntado cómo es la vida diaria de un futbolista de alto nivel, ¡aquí encontrarás la respuesta! Camden Market Olvídate de las tiendas finas de Oxford Street y lánzate a explorar los puestos del Mercado de Camden. En Camden encontrarás montones de opciones si lo que buscas es ropa, libros y comida callejera. En realidad, Camden cuenta con varios mercados diferentes especializados en distintos tipos de productos. El más famoso es Camden Lock Market, cuyos puestos se sitúan alrededor de Regent's Canal. Si buscas moda, dirígete a Buck Street Market. Si prefieres las antigüedades, tu mercado es Stables Market. Si empiezas a echar de menos las grandes marcas, solo tienes que poner rumbo a Camden High Street, donde también encontrarás un buen número de boutiques independientes. Estadio del Tottenham Hotspur La segunda atracción futbolística de esta lista es el Estadio del Tottenham Hotspur. Aunque no cuenten con el prestigio ni el palmarés de sus vecinos de North London, sí que pueden presumir de tener uno de los estadios de fútbol más modernos del planeta. Este estadio multimillonario, que abrió sus puertas en 2021, acoge partidos de fútbol, encuentros de la NFL e incluso conciertos en directo. Pero si lo único que te interesa es el fútbol, no te preocupes, porque durante la visita podrás ver exposiciones interactivas en las que aprenderás sobre la historia del club y sus grandes figuras. Incluso podrás atravesar el túnel de los jugadores hasta el campo retráctil. Warner Bros. Studio London Puede que los libros y las películas hayan terminado hace mucho tiempo, pero la fiebre de Harry Potter sigue viva en el norte de Londres. Para vivirlo en primera persona, tan solo hay que acercarse hasta los Estudios de Warner Bros. en Watford. Podrás visitar los estudios de cine y los decorados que se utilizaron para el redaje de las películas de Harry Potter. Pasearás por lugares emblemáticos como el Gran Salón de Hogwarts, Diagon Alley y el andén 9 3⁄4 con el reluciente Hogwarts Express. Además, aprenderás montones de cosas sobre efectos especiales, animatrónica y otros métodos que hacen posible la magia del cine. Hampstead Heath Hampstead Heath ofrece un refrescante contraste con los cuidados parques de Londres. La extensión de 320 hectáreas desde Hampstead hasta Highgate abarca bosques, campos de juego, estanques y praderas. Para mantener su lado más salvaje, en lugar de máquinas cortacésped, el ayuntamiento utiliza ovejas para mantener la hierba a raya. Y sí, se puede pasar el rato con ellas. El terreno elevado de Parliament Hill invita a volar cometas en los días de viento, y los estanques de Hampstead son un lugar muy popular para darse un chapuzón en verano. En resumen, un lugar perfecto para pasar un día estupendo al aire libre. Blackhorse Beer Mile Con tantas atracciones, es muy probable que se te haga de noche en North London, por suerte, la animación nocturna tampoco falta en la zona norte de Londres. La Milla de la Cerveza de Blackhorse Road abarca ocho bares a lo largo de la calle en los que se pueden degustar deliciosas y originales cervezas artesanas. Aprovecha para picar algo, porque no solo la cerveza está exquisita, la comida también es excelente. Saborea deliciosos asados en Big Penny Social y deléitate con la mejor cocina callejera en la cervecería pop-up Auld Hag's Exale Brewery. Ahorra en Londres con The London Pass® Y hasta aquí nuestra guía de las mejores atracciones turísticas de la zona norte de Londres. Si quieres ver también otros monumentos y lugares de interés del resto de barrios de Londres, echa un vistazo al paquete de créditos de The London Pass®. ¡La mejor manera de ahorrar mientras haces turismo!
Maria Ermitas Barrasa Rodriguez
Blog

Los imprescindibles del Museo Británico

El British Museum (Museo Británico) es uno de esos museos en los que te puedes pasar el día entero y salir con la sensación de que no has visto ni una décima parte de su mastodóntica colección. Y por lo tanto es uno de esos sitios a los que siempre merece la pena volver. Fundado en 1753, el Museo Británico es uno de los museos más populares de Londres. ¿Qué ofrece el Museo Británico? ¿Impresionante arquitectura? Sí. ¿Asombrosas exposiciones? También. ¿Una extraordinaria colección de más de ocho millones de objetos que abarcan dos millones de años de historia de la humanidad? Por supuesto. Además, este fascinante museo cuenta con algunos de los objetos históricos más famosos del mundo. Entendemos que esta descripción puede resultar ligeramente abrumadora, ¡pero no temas! Te hemos preparado una lista con las diez piezas imprescindibles del Museo Británico para que tú solo tengas que preocuparte de disfrutar de la visita. Nuestra selección incluye: Piedra Rosetta Momia de Katebet Relieves asirios Frisos del Partenón de Atenas Ajedrez de la isla de Lewis Armadura samurái japonesa Moai de la Isla de Pascua Cabeza del faraón Amenhotep III Tesoro del Oxus Yelmo de Sutton Hoo 1. Piedra Rosetta La Piedra Rosetta es la pieza más famosa que verás en el Museo Británico, o al menos la más visitada de la colección. Se trata de una tablilla de piedra tallada en la que puede leerse un decreto del año 196 a. C. en tres idiomas diferentes: en la parte superior, en jeroglíficos egipcios; en la parte intermedia, en demótico (una escritura egipcia más moderna que los jeroglíficos), y en la parte, inferior en griego antiguo. Gracias a eso, la famosa Piedra Rosetta se convirtió en una pieza clave a la hora de descifrar los misteriosos jeroglíficos egipcios. La piedra fue descubierta por soldados franceses en 1799 y, más adelante, pasó a manos británicas. (Sala 1) 2. Momia de Katebet Otro de los atractivos principales del Museo Británico son sus salas repletas de momias asombrosamente conservadas. Y quizá la más impresionante de todas ellas sea la de Katebet, cantante del dios Amón. Envuelta en lino y con una llamativa máscara dorada, la pieza se remonta nada menos que al año 1300 a. C. En la misma sala, se encuentra también otra momia de mujer, posiblemente también sacerdotisa de Amón Ra, apodada como la "momia de la mala suerte" (The Unlucky Mummy) porque a ella se le atribuyen multitud de desgracias, ¡incluido el hundimiento del Titanic! Pero bueno, eso ya son leyendas que no tenemos por qué creernos, ¿verdad? (Sala 63) 3. Relieves asirios de la cacería del león Las impresionantes tablillas de bajorrelieves asirios de cacerías de leones del palacio real de Asurbanipal en Nínive es otra de las joyas imprescindibles que todo el mundo debería ver en el Museo Británico. Descubiertas en 1853 por el arqueólogo asirio Homuzd Rassam, las asombrosas representaciones son inquietantemente realistas y un innegable testimonio de la genialidad artística del pueblo Asirio. También en la zona de Oriente Medio, se encuentran los imponentes leones alados con cabeza humana, que te darán una idea del poderío del imperio Asirio es su época de esplendor. (Sala 10 y sala 6a) 4. Frisos del Partenón de Atenas Los llamados mármoles de Elgin (Elgin Marbles) incluyen estatuas procedentes de los frontones, las metopas y el friso del Partenón de Atenas. El hecho de que se encuentren en el Museo Británico no es un hecho carente de polémica y es fuente de desacuerdo entre el gobierno británico y el griego. Pero polémicas aparte, estos maravillosos relieves y esculturas del siglo V a. C. son de una belleza que quita el aliento, así que te recomendamos que no te los pierdas bajo ningún concepto. (Sala 18) 5. Ajedrez de la isla de Lewis Imagen propiedad del Museo Británico Esta increíble colección de piezas de ajedrez, descubierta en 1831, está tallada principalmente en marfil de morsa y diente de ballena. Las estatuillas representan con maravilloso detalle a las diferentes piezas del juego, como el rey, la reina, los alfiles, etc., y datan de alrededor del año 1200 d.C. Se descubrieron en Escocia, frente a la isla de Lewis, antiguamente parte del Reino de Noruega. Se cree que pertenecieron a un mercader que viajaba entre Dublín y Noruega. (Sala 40) 6. Armadura de samurái Esta llamativa armadura de samurái, guerreros de élite en Japón desde el siglo XII hasta el XIX, está compuesta por varias piezas procedentes de diferentes épocas. Entre ellas, una coraza a prueba de balas del siglo XVI y elaboradas piezas para el cuello y las piernas del siglo XVIII. Acompaña a la armadura un imponente casco y el arma típica de los samuráis: la katana. (Sala 93) 7. Moai Hoa Hakananai'a Imagen propiedad del Museo Británico Esta hermosa estatua forma parte del legado de una tradición ya desaparecida, se conoce como moai Hoa Hakananai'a (amigo perdido u oculto) y proviene de la Isla de Pascua. Estas esculturas se construían para honrar a los antepasados sagrados. La pieza llegó a Gran Bretaña en 1868. Fíjate bien en los detalles, ya que esta fascinante estatua de basalto presenta tallas de pájaros y anillos en parte de la espalda. Sin duda, una de las mejores cosas que se pueden ver en el Museo Británico. 8. Cabeza colosal del faraón Amenhotep III Esta escultura de granito rojo fue uno de los muchos encargos del faraón Amenhotep III (o Amenofis III). Solo la cabeza pesa unos increíbles 3600 kilos. Quién sabe cuánto pesaría en su día la estatua completa. Descubierta en el Templo de Mut, fue adquirida por el arqueólogo británico Henry Salt en un almacén de El Cairo. Se cree que el rostro, originalmente de Amenhotep III, fue retocado después para que se asemejara al faraón Ramsés II. (Sala 4) 9. Tesoro del Oxus Estas delicadas reliquias persas se fabricaron entre el año 500 y el 400 a.C., y siguen impresionando miles de años después. El Museo Británico alberga una de las colecciones de oro aqueménida más importantes del planeta. El tesoro del Oxus, integrado por miniaturas de carros de caballos, sellos, brazaletes, anillos, monedas, jarras y objetos personales, no solo destaca por su belleza y maestría, también ha sido crucial en la investigación del arte de la orfebrería aqueménida. (Sala 52) 10. Yelmo de Sutton Hoo Imagen propiedad del Museo Británico Este yelmo anglosajón fue descubierto en un barco funerario altomedieval de Sutton Hoo, uno de los yacimientos arqueológicos más importantes de Gran Bretaña. Se cree que formaba parte de la colección de un rey o un noble de la zona. La restauración del yelmo fue realmente complicada, ya que la pieza se había hecho añicos. Sin embargo, consiguió reconstruirse para finalmente revelar su imponente máscara y su distintiva forma. Una pieza maravillosa, sin duda. (Sala 41) Ahorra en Londres con The London Pass® Y hasta aquí nuestra selección de las 10 piezas imprescindibles del Museo Británico. Esta selección debería bastarte para disfrutar de una visita al British Museum sin agobios y con tiempo para detenerte en los detalles e incluso para dar un poco de espacio a la improvisación. Deambula por las salas y déjate llevar por el instinto, el museo está plagado de tesoros, por lo que no hay error posible. La entrada al Museo Británico, como probablemente ya sabrás, es gratuita. Pero si quieres disfrutar de otros planes culturales en la ciudad a precios reducidos, no dudes en consultar las ventajas de The London Pass® en Londres. Descubrirás montones de atracciones turísticas y actividades divertidas a unos precios increíbles. Por ejemplo, no muy lejos del museo, tienes la imponente Catedral de Saint Paul's o el encantador Puente de la Torre de Londres. ¡Por mencionar solo un par!
Maria Ermitas Barrasa Rodriguez

¡10% de descuento, porque sí!

Suscríbete a nuestra newsletter y recibe descuentos exclusivos, ideas de viaje y novedades sobre nuestros destinos.

  • Thick check Icon