The Tower of London
Area guideFamily friendlyHistory, art and cultureQuizzes and funTrip inspiration
maria.barrasa

10 datos curiosos sobre la Torre de Londres

La Torre de Londres cuenta con una larga y macabra historia como lugar de reclusión y encarcelamiento, a pesar de no haber sido creada con ese fin. Por suerte, todo aquello quedó atrás y la Torre de Londres ha pasado de ser testigo de asesinatos de reinas y herederos al trono (cuyos fantasmas se dice que aún merodean por sus pasillos) a albergar las Joyas de la Corona Británica. Y entre medias ha funcionado como fortaleza, palacio, prisión, base militar, etc...

En definitiva, la larga y truculenta historia de la Torre de Londres da para unos cuantos datos y anécdotas interesantes. A continuación, te contamos 10 datos curiosos sobre este popular monumento de Londres.

1. El nombre oficial de la Torre de Londres no es exactamente Tower of London

La Torre de Londres fue fundada como palacio y fortaleza real por el monarca Guillermo el Conquistador en 1066. El monumento se encuentra hoy en pleno corazón de Londres y es uno de los más populares y visitados de la ciudad. Sin embargo, no se llama exactamente Torre de Londres. El nombre oficial del edificio es en realidad Palacio Real de Su Majestad y Fortaleza de la Torre de Londres (His Majesty’s Royal Palace and Fortress of the Tower of London). Sinceramente, resulta más que comprensible que hayamos decidido acortarlo un poco, ¿no?

2. La Torre de Londres fue el primer zoológico de Londres

Antes de que la Torre de Londres se ganase su mala fama como lugar de encarcelamiento y tortura de personas, encerró en su interior a varios animales. Era algo muy habitual en épocas pasadas que los monarcas recibieran como regalo animales exóticos y salvajes. Toda casa real que se preciase tenía una casa de fieras, y la de la monarquía británica estaba precisamente en la Torre de Londres. Por lo que podemos considerar que la Royal Menagerie (Casa de Fieras Real) de la Torre de Londres fue el primer zoológico de Londres.

No era raro ver elefantes, leones, tigres, canguros, avestruces e incluso un oso polar deambulando por el recinto. En 1835, el duque de Wellington cerró la Casa de Fieras Real y mandó trasladar a los animales a los terrenos de Regent's Park, donde más tarde abriría sus puertas el Zoo de Londres.

En la actualidad, tan solo queda el recuerdo de los animales salvajes que vivieron en la Torre de Londres en forma de esculturas, no dejes de buscarlas durante tu recorrido por los terrenos de la torre. ¡Hay varias!

3. La Torre de Londres alberga en su interior las Joyas de la Corona Británica

Uno de los mayores atractivos de la Torre de Londres hoy en día son las Joyas de la Corona Británica. Oficialmente conocidas como el atuendo de la Coronación Real (Royal Coronation apparel), las Joyas de la Corona han estado a buen recaudo en la Torre de Londres desde el siglo XV.

La colección incluye algunas de las joyas más valiosas e históricas del mundo, como la Corona Imperial de Estado (Imperial State Crown), que el monarca luce durante la Apertura del Parlamento: la ceremonia anual que marca el inicio de las sesiones parlamentarias. La Corona Imperial de Estado tiene 23 578 piedras preciosas y se calcula que su valor oscila entre los 2000 y los 4000 millones de libras esterlinas.

Otros objetos valiosos que se guardan en la Torre de Londres son las vestiduras reales y las joyas reales que tan solo se sacan de la torre para enviarlas a la Abadía de Westminster cuando se corona a un nuevo rey o reina.

4. Siempre hay al menos seis cuervos en la Torre de Londres

Hace siglos que varios cuervos habitan de forma permanente en la Torre de Londres, de hecho, su presencia allí está protegida por decreto real. Cuando Carlos II quiso trasladar los cuervos residentes de la torre a otro lugar, ciertos consejeros le aseguraron que, si los cuervos abandonaban la Torre de Londres, la Monarquía Británica caería. Suponemos que el monarca no quiso arriesgarse y dejó que se quedaran. Desde entonces, la Torre de Londres cuenta con al menos seis cuervos residentes por decreto real.

El Maestro de Cuervos de la Torre de Londres se encarga de cuidar a los cuervos residentes y siempre está dispuesto a contar historias y anécdotas sobre sus compañeros voladores. Eso sí, durante tu visita, haz caso de sus indicaciones y no des de comer a los cuervos ni te acerques demasiado a ellos, son aves territoriales y pueden sentirse amenazados.

5. Los Guardias Reales que vigilan la Torre de Londres se llaman "Beefeaters"

Los famosos Yeoman Warders, también conocidos como "Beefeaters", llevan custodiando la Torre de Londres desde el siglo XVI. En otro tiempo, estos Guardias Reales eran responsables de salvaguardar las Joyas de la Corona Británica y de vigilar a los prisioneros de la torre.

Hoy en día, los Yeoman Warders son seleccionados por su destacado servicio en las Fuerzas Armadas Británicas. Y, además de encargarse de la seguridad de la torre, también ofrecen información y visitas guiadas a turistas y visitantes, una tarea que comenzaron a desempeñar ya en la época victoriana.

¿De dónde viene el nombre de "Beefeaters"? El curioso nombre proviene de la época del reinado de Enrique VII, cuyos guardias personales fueron los primeros "Beefeaters" (comedores de carne, en inglés), ya que se les permitía comer toda la carne que quisieran de la mesa del rey.

Los famosos uniformes rojos y negros de los Yeoman Warder están cosidos con hilo de oro puro y se calcula que cuestan más de 7000 libras cada uno.

6. Cada noche se celebra una ceremonia militar centenaria en la Torre de Londres

Las puertas de la Torre se cierran cada noche a las 21:53 según una tradición militar histórica conocida como la Ceremonia de las Llaves. El jefe de la guardia, acompañado por una escolta armada de la Guardia Real, sale para cerrar todas las puertas con una linterna en una mano y las "llaves del rey" en la otra.

Cada noche, los pasos resuenan en la oscuridad, y el centinela grita:

—¡Alto! ¿Quién va?

El guardián responde:

—Las llaves.

—¿Las llaves de quién?

—Las llaves del rey Carlos.

—Adelante entonces, todo en orden.

Este ritual vespertino se ha realizado sin falta durante más de 700 años. Comenzó cuando el monarca aún vivía en la Torre de Londres y no se interrumpió ni durante el Gran Incendio de Londres, ni durante la peste, ni durante las dos Guerras Mundiales.

7. La Torre de Londres no se pensó para funcionar como prisión

La larga y truculenta historia de la Torre de Londres como una de las prisiones más brutales de Inglaterra nunca fue planeada. La Torre de Londres se construyó principalmente como palacio real y como fortaleza para exhibir el poder real.

Pronto, sin embargo, la Torre de Londres se convirtió en el hogar forzado de cualquiera que amenazara a la realeza o al país. Muchos de estos prisioneros acabaron trágicamente ejecutados o asesinados en la propia Torre de Londres. Algunos de los casos más famosos y macabros fueron los ajusticiamientos de dos de las reinas consortes de Enrique VIII: Ana Bolena y Catalina Howard, ambas decapitadas. Sin olvidar el espantoso final de Eduardo V y Ricardo de Shrewsbury, príncipes herederos de la corona, que fueron llevados a la torre para "su protección" por su tío, el futuro rey Carlos III, y nunca más se los volvió a ver con vida.

La última ejecución en la Torre de Londres tuvo lugar en 1941 y fue el fusilamiento del espía alemán Josef Jakobs.

Si te gustan las historias macabras y quieres profundizar aún más en la historia más siniestra de Londres, solo tienes pasear unos quince minutos hasta el Puente de Londres, donde podrás vivir la terrorífica London Bridge Experience.

8. Hay quien cree que la Torre de Londres está embrujada

Hay quien cree que la ominosa historia de 1000 años de horribles torturas y sangrientas ejecuciones en la fortaleza ha provocado que los espíritus de quienes murieron entre sus muros vaguen aún en busca de venganza por sus pasadizos de piedra de la torre. Se cree que los fantasmas de Lady Grey, de la condesa de Salisbury y de los príncipes herederos asesinados deambulan por los terrenos cada noche.

Eso sí, el fantasma más famoso con diferencia de los que deambulan por la Torre de Londres es Ana Bolena, reina consorte de Enrique VIII, que fue decapitada en la Torre de Londres en 1536 tras dar a luz a un bebé muerto. Cuenta la leyenda que a menudo se la ve deambular por el recinto con la cabeza decapitada en la mano y en compañía de un oso pardo, de la época en la que la torre tenía aún una casa de fieras.

9. La Torre de Londres funcionó como base militar durante las Guerras Mundiales

Durante la Primera Guerra Mundial, el foso que rodea la Torre de Londres se utilizó como campo de entrenamiento de reclutas. Hoy en día, el cuartel general del Regimiento de Fusileros Reales sigue teniendo su base en la torre.

Durante la Segunda Guerra Mundial, Rudolf Hess, lugarteniente de Hitler, se convirtió en prisionero de guerra durante un tiempo en la Torre de Londres, tras ser capturado en Escocia, más tarde fue trasladado a Núremberg para ser juzgado.

En total, doce espías enemigos fueron ejecutados en la Torre de Londres durante las Guerras Mundiales.

10. La Torre de Londres fue bombardeada durante la Segunda Guerra Mundial

Durante la Primera Guerra Mundial, solo cayó una bomba en la Torre de Londres, que aterrizó inofensivamente en el foso. Durante la Segunda Guerra Mundial, sin embargo, la Torre de Londres fue devastada. Varias bombas de gran potencia hicieron blanco en la torre durante el Blitz de 1940 y destruyeron varios edificios. Una de las torres se derrumbó por completo sobre el foso.

Al terminar la guerra, se repararon los daños y la Torre de Londres volvió a abrir sus puertas al público.

Ahorra en Londres con The London Pass®

Hasta aquí nuestra selección de datos curiosos sobre la Torre de Londres, seguro que ahora tu visita a este imponente monumento te resultará aún más interesante.

Y como suponemos que querrás visitar otras atracciones y monumentos de Londres durante tu estancia en la ciudad... nuestra recomendación es que te hagas con el pase turístico The London Pass®: la mejor manera de ahorra en Londres mientras haces turismo.

Love this article? Why not share it:

Compra con confianza

Devolución gratuita

¿Cambio de planes? ¡No hay problema! Tendrás 90 días desde la compra para solicitar el reembolso de cualquier paquete de créditos sin activar.

Cuéntame másChevron Icon

¿Tienes alguna pregunta?

¡Estamos aquí para ayudarte! Consulta nuestras preguntas frecuentes o habla con uno de nuestros agentes de atención al cliente.

Consulta nuestras preguntas frecuentesChevron Icon

Esto es lo que opinan los clientes de The London Pass®

¡Suscríbete y recibe un descuento exclusivo!

Suscríbete a nuestra newsletter y llévate de regalo un código promocional de un 5% de dto. ¡Además recibirás otras ofertas, ideas de viaje y novedades sobre nuestros destinos!

  • Thick check Icon