Double decker London bus crossing Westminster Bridge towards Big Ben.
History, art and cultureblog.categories.itinerariesFamily friendlyTrip inspiration
maria.barrasa

4 días en Londres

Londres está plagada de cosas que ver, hacer y probar... por lo que es normal que una primera visita a esta gran metrópoli pueda resultar un tanto abrumadora. Lo entendemos, te bailan en la cabeza imágenes de Beefeaters, cabinas telefónicas rojas, palacios, catedrales, museos, tiendas y pubs. Pero no te preocupes, cuatro días es tiempo suficiente para hacerse una idea de lo que es Londres y zambullirse en su historia y su cultura.

Para ayudarte con la planificación, te hemos preparado un itinerario de 4 días en Londres. Sin duda, faltarán algunas cosas... ¡es mucho lo que Londres tiene que ofrecer! Pero te aseguramos que los imprescindibles de la ciudad no te los perderás.

Nuestra selección incluye:

  • Abadía de Westminster
  • Big Ben
  • Palacio de Buckingham
  • Museo Británico
  • Torre de Londres
  • Brick Lane
  • St Paul’s Cathedral
  • Shakespeare’s Globe
  • The Shard
  • The London Eye

Día 1: Centro histórico de Londres

No hay mejor manera de empezar un viaje de cuatro días a Londres que saliendo de la estación de Westminster para encontrarse de frente con el Big Ben, que se alza imponente entre Parliament Square y el río Támesis. Verás también la sede del Parlamento Británico (Houses of Parliament). Justo enfrente, se alza uno de los monumentos históricos más importantes para la Corona Británica: la Abadía de Westminster, una obra maestra de la arquitectura gótica que rezuma historia por los cuatro costados. Explora sus vastos y silenciosos pasillos y contempla sus espectaculares techos abovedados, sus vidrieras caleidoscópicas y las tumbas de luminarias de la literatura como Shakespeare, Aphra Behn y Dickens.

Trata de organizarte para llegar al Palacio de Buckingham a tiempo para asistir al cambio de guardia a las 11 de la mañana y, cuando la multitud se disperse, regresa por The Mall hasta Trafalgar Square. Contempla la Columna de Nelson y sus temibles leones de piedra, y haz una visita a la National Gallery (¡la entrada es gratuita!) para contemplar lo mejor del arte europeo de todos los tiempos, desde da Vinci hasta Turner.

Después de un almuerzo tardío en el animado Soho (créenos, no te faltará donde elegir), visita el cercano Museo Británico (la entrada al British Museum también es gratis, pero suele estar muy concurrido, así que si tienes claro que quieres ir, tal vez sea mejor que reserves tu plaza con antelación). Entre sus más de ocho millones de objetos antiguos destacan la Piedra Rosetta, los polémicos Mármoles de Partenón y una estatua de la Isla de Pascua.

Y si no has tenido suficiente dosis de cultura por un día, nuestra recomendación es que te hagas con entradas para alguno de los espectáculos del legendario distrito teatral de Londres, el West End. Algunos de los grandes clásicos de la cartelera son: La ratonera, de Agatha Christie (¡más de 70 años en cartel!), Los Miserables y El fantasma de la ópera.

Día 2: Rumbo al este

El espacio de almacenamiento necesario para la galería de fotos de tu móvil se va a multiplicar exponencialmente a medida que avances en dirección este, río arriba, hacia la City de Londres. La primera parada que te proponemos hoy es la Catedral de San Pablo (Saint Paul's Cathedral). Esta icónica cúpula del skyline de Londres nació de las cenizas del Gran Incendio de Londres, ha sobrevivido a dos guerras mundiales y ha presidido innumerables bodas reales, funerales de Estado y otros acontecimientos nacionales. Sentirás el peso de toda esa historia al entrar en la catedral y contemplar el gran órgano del siglo XVII, el enorme altar dorado y la cavernosa cripta.

Un poco más al este, se alza la Torre de Londres, que ha servido de fortaleza, de palacio, de prisión y de zoológico durante sus cerca de 1000 años de existencia. Allí fueron decapitadas dos esposas de Enrique VIII (Ana Bolena y Catalina Howard) y desaparecieron sin dejar rastro los hijos de Eduardo IV, conocidos como los Príncipes de la Torre, en 1483. Durante tu visita, podrás explorar los terrenos y la torre del homenaje del castillo, saludar a los elegantes Beefeaters y echar un vistazo a las Joyas de la Corona.

Y para terminar el día, algo completamente diferente: Brick Lane, una de las calles más coloridas de Londres. Y lo decimos en sentido literal: el arte urbano adorna prácticamente cada muro de esta animada calle londinense. Recórrela con calma para disfrutar de sus murales y sus grafitis mientas visitas alguna de sus boutiques de moda alternativa y te paseas por sus mercadillos repletos de moda vintage, discos de vinilo y mucho más.

Otra faceta muy interesante de esta zona es su amplísima oferta culinaria. Y seguro que ya se va acercando la hora de la cena, recuerda que en Londres se cena más bien pronto. Así que no pierdas la oportunidad de reponer fuerzas con algunos de los mejores bagels y currys de Inglaterra.

Día 3: Un poco de sabor local

Londres es, en realidad, una serie de pequeños pueblos que han ido fundiéndose a lo largo de los siglos para convertirse en la megametrópolis que hoy conocemos. Por eso sus numerosos distritos, como Notting Hill, Greenwich y Covent Garden, por ejemplo, tienen un sabor local tan diferente y único. Nuestra recomendación es que dediques tu tercer día en Londres a conocer alguno de ellos. Por la gran variedad de atracciones turísticas que ofrecen, nuestro voto va para Notting Hill y Greenwich, dos barrios muy diferentes, pero igualmente atractivos, situados en lados opuestos de la ciudad.

Elige Notting Hill si lo tuyo es la cultura de las cafeterías hipsters y las compras de lujo. La proximidad al Palacio de Kensington, en el cercano Hyde Park, también es un punto a favor para Notting Hill. Pero lo que más atrae a las masas hasta este barrio es Portobello Road, el principal (y más fotogénico) mercadillo de Londres. Únete a las multitudes en su avance entre casas de colores pastel y bulliciosos puestos de todo tipo. No es al sitio para comprar recuerdos y regalos, busques lo que busques, ya que encontrarás desde baratijas de plástico hasta antigüedades de plata muy caras.

Cuando termines de explorar los puestos, dirígete hacia el norte hasta Little Venice, en el cercano Regent's Canal, un buen lugar para relajarse con un buen té y un bollo mientras contemplas las barcazas pasar (y revisas tu botín de baratijas, recuerdos y ropa de segunda mano).

Greenwich tiene un cierto aire a pueblecito ribereño, con sus tiendas independientes y sus agradables cafeterías, así como su excelente mercado cubierto de artesanía local y tentadora comida callejera. Pero Greenwich no es un "pueblo" cualquiera, es de esos que tienen mucho que ofrecer, como las magníficas vistas de Greenwich Park, o a la riqueza histórica de atracciones turísticas como el Cutty Sark, el Observatorio Real y el Museo Marítimo Nacional.

Puedes llegar a este peculiar barrio de muchas maneras: en barco, en teleférico, en tren o, si te apetece algo diferente, puedes tomar un tren ligero (Docklands Light Railway) en dirección a Isle of Dogs y bajarte en Island Gardens. Desde allí, puedes caminar hasta Greenwich atravesando el túnel peatonal, una impresionante obra de ingeniería de principios del siglo XX que cruza el río Támesis a 15 metros bajo la superficie. Emergerás a la luz del día justo delante del majestuoso Cutty Sark.

Día 4: South Bank

El South Bank de Londres (ribera sur del Támesis) alberga un sinfín de lugares maravillosos que no puedes irte sin visitar. Comienza el día desayunando en el bullicioso Borough Market, una cornucopia sensorial de puestos de delicatessen, productos frescos, platos típicos y café recién hecho.

Tras el desayuno, dirígete al mirador The Shard, justo al otro lado de la calle, para disfrutar de algunas de las mejores vistas de Londres. A continuación, comienza tu épico paseo a orillas del Támesis hasta el London Eye. Un recorrido realmente épico si nos paramos a pensar en la cantidad de cosas que ver y que hacer que hay en este tramo de poco más de tres kilómetros de longitud.

Pasarás por la altísima Catedral de Southwark, el edificio gótico más antiguo de Londres. A continuación, divisarás una réplica minuciosamente elaborada del galeón Golden Hinde de Sir Francis Drake, más adelante, el espantoso Museo de la Prisión de Clink, seguido del encantador Shakespeare’s Globe Theatre y finalmente la galería de arte Tate Modern.

Tanto si te gusta la arquitectura como si eres fan de la literatura, te encantará el Shakespeare's Globe, una file réplica del teatro londinense del siglo XVII. La antigua central eléctrica que alberga la Tate Modern tampoco te dejará indiferente, tanto por dentro como por fuera. Su fachada de ladrillo rojo y su larguísima chimenea son el fondo perfecto para un selfie irresistible. Admira las obras maestras de arte moderno y contemporáneo de la galería, ¡y no te pierdas las vistas de la Catedral de San Pablo desde el mirador del décimo piso!

Sigue hasta el London Eye, pasando por el National Theatre y por el animado centro cultural Southbank Centre, un complejo artístico de estilo brutalista que alberga nada menos que tres importantes salas de espectáculos: el emblemático Royal Festival Hall, el Queen Elizabeth Hall y la Hayward Gallery. Haz una parada para tomar algo en la terraza del río o asiste a algún espectáculo, y continúa hasta tu objetivo.

El London Eye, la noria de observación en voladizo más grande de Europa se eleva sobre la ribera sur del Támesis, y su escalofriante recorrido de 30 minutos permite contemplar a vista de pájaro algunos de los monumentos más emblemáticos de Londres. Nuestra recomendación: organízate para subir a la noria durante la puesta de sol.

Ahorra en Londres con The London Pass®

Ahorra en las entradas para las mejores atracciones de Londres con The London Pass®. ¡La mejor manera de ahorrar mientras haces turismo en Londres!

Echa un vistazo a @GoCity en Instagram para ver los últimos consejos y recomendaciones sobre viajes y atracciones. ¡No te pierdas nada!

Love this article? Why not share it:

Compra con confianza

Devolución gratuita

¿Cambio de planes? ¡No hay problema! Tendrás 90 días desde la compra para solicitar el reembolso de cualquier paquete de créditos sin activar.

Cuéntame másChevron Icon

¿Tienes alguna pregunta?

¡Estamos aquí para ayudarte! Consulta nuestras preguntas frecuentes o habla con uno de nuestros agentes de atención al cliente.

Consulta nuestras preguntas frecuentesChevron Icon

Esto es lo que opinan los clientes de The London Pass®

¡Suscríbete y recibe un descuento exclusivo!

Suscríbete a nuestra newsletter y llévate de regalo un código promocional de un 5% de dto. ¡Además recibirás otras ofertas, ideas de viaje y novedades sobre nuestros destinos!

  • Thick check Icon